• Info@irlandaingles.com | +353852208869

Archivos Mensuales :

agosto 2020

visita-al-parque-phoenix-en-dublín

VISITA AL PARQUE PHOENIX DE DUBLÍN

1024 768 brian

Visita al parque Phoenix, el pulmón verde de Dublín.

Si vas a Dublín y te gusta la naturaleza, una visita obligada, a pocos kilómetros del centro, es el parque Phoenix. Considerado uno de los parques más grande de toda Europa por alcanzar la extensión de 700 hectáreas. En su día (siglo XVII) formaba parte de un parque de la Casa Real, pero a partir de 1747 se abrió al público.

Lo más destacado de esta reserva natural es la gran comunidad de ciervos que vive entre bosques y una extensa y variada vegetación. Lo más seguro es que te encuentres a más de uno en tu recorrido. Hay quien te recomendará que lleves pan para darles de comer y así poder tocarlos, pero en realidad, está prohibido alimentarles y advierten que mantengas una distancia de 50 metros.

ciervos-parque-phoenix

Alimentar a los animales no está permitido aunque muchos visitantes les llevan zanahorias y otros manjares.

El parque Fénix de Dublín está abierto al público todos los días del año, y la entrada es gratuita. Para llegar podrás coger el transporte público y tardarás unos 20 minutos desde el centro de la ciudad. Una buena manera de recorrerlo es en una de las bicicletas que alquilan en algunas de las entradas. Podrás disfrutar de unas cuantas rutas a lo largo del parque de hasta 14 km de largo y descansar bajo la sombra de cualquier árbol. Será la mejor manera de ver todo lo que el Parque Phoenix te ofrece ¡que es mucho!

Qué ver en tu visita al parque Phoenix

El monumento de Phoenix, una columna de estilo corintio que da nombre al parque y está rematada en lo alto con un Ave Phoenix.

La Cruz Papal (The Papal Cross) que se erigió tras la visita del Papa Juan Pablo II en 1979 en el lugar donde se ofició una misa para los fieles.

VISITA-AL-PHOENIX-PARK-EN-DUBLÍN

El monumento Wellington fue diseñado por Robert Smirke y la primera piedra fue colocada en 1817 pero abrió al público en 1861.

El testimonio de Wellington (The Wellington Testimonial). Levantado en honor al Duque de Wellington y que podrás encontrar fácilmente desde lo lejos ya que tiene 63 metros de altura, ¡es el obelisco más grande que hay en toda Europa!

Los jardines del pueblo (People´s Flower Gardens) cuenta con nueve hectáreas de horticultura victoriana, un precioso lago y zonas para disfrutar de un merecido descanso y un picnic.

El castillo de Ashtown. Junto al Centro de Visitantes se encuentra el Castillo completamente restaurado, una torre medieval que data del siglo XV. Aquí también podrás disfrutar de la finca de Ashtown en cuyos jardines y huertos victorianos hay charlas una vez al mes sobre paisajismo, jardinería y horticultura.

parque-phoenix

El parque se recorre muy bien en bicicleta y podrás disfrutar viendo diferentes tipos de aves y otros animales en libertad.

Qué hacer en el parque Fénix de Dublín

El zoo de Dublín que se inauguró en 1830 y se convirtió en uno de los primeros zoológicos del mundo. Encontrarás a más de 400 especies de animales diferentes en las casi 28 hectáreas y están divididos por zonas según los hábitats a los que pertenecen los animales. Podrás visitar a Asali, una bebé gorila que nació en 2019 y puedes ver en este video.

La casa del presidente. Sí, sí, has leído bien. El edificio llamado Áras Anuatchtaráin es la casa del presidente de Irlanda, un edificio de 1751 que guarda muchas similitudes con la Casa Blanca de Estados Unidos, pero con un tamaño bastante inferior. La casa está abierta al público los sábados así que, si eres curioso, ¡ve buscando un sábado libre en la agenda!

monumento phoenix

El Monumento Fénix es un monumento en forma de columna corintia con un ave fénix que renace de las cenizas en su pináculo erigido en 1747.

Además de todo esto, puedes practicar diferentes actividades como correr, jugar al polo, al cricket, y disfrutar de un maravilloso brunch en la célebre Victorian Tea Rooms junto al Zoo, o en The Phoenix Café a pie del castillo de Ashtown.

Merece la pena dedicarle una visita a lo que es, sin duda, el pulmón de la capital irlandesa. Por su gran extensión, te recomiendo que le dediques, al menos, medio día para poder empaparte de toda su belleza. Os dejamos también esta guía de la ciudad para aprovechar tu estancia al máximo.

¡Irlanda, un lugar para disfrutar!

 

viajar-con-mascota-a-irlanda

VIAJAR CON MASCOTAS A IRLANDA

1024 684 brian

Mascotas en Irlanda: cómo viajar con tu mejor amigo

   Si estás pensando en venir a estudiar o trabajar a Irlanda y no quieres renunciar a la compañía de tu mejor amigo en esta aventura, ten en cuenta que hay algunas cuestiones a las que debes prestar especial atención. Viajar con mascotas a Irlanda variará dependiendo del tipo de animal que te acompañe y del país del que procedas. Además, debes asegurarte de que tanto la aerolínea como el alojamiento que hayas reservado, aceptan animales. Ten en cuenta que, salvo que dispongas de un permiso especial para participar en exhibiciones o competiciones, el número máximo de mascotas permitidas por persona es de cinco.

viajar--con-mascotas-a-irlanda-05

Cambiar de país puede ser difícil si dejas atrás a tus queridos amigos. El trámite no es sencillo pero sí es posible viajar con mascotas a Irlanda.

   Si tu animal de compañía es un perro, debes saber que Irlanda tiene una serie de razas restringidas, por lo que es conveniente que consultes este listado antes de iniciar los trámites de viaje.

Viajar con mascotas procedentes de países europeos:

Si vas a viajar con un perro, gato o hurón, el animal no deberá guardar cuarentena si cumples determinados requisitos:

  • Tener implantado un microchip identificativo que debe ser legible y que cumpla la norma ISO 11785, un estándar internacional que regula la lectura de los chips en animales. Si no es tu caso, puedes aportar tu propio lector o pedir que le implanten un nuevo microchip que se ajuste a esta normativa. El chip debe contener toda la información anterior.

Si a tu mascota le gusta pasear, en cualquier lugar de Irlanda se sentirá cómodo corriendo entre la hierba.

  • Tener al día la vacunación contra la rabia, que debe ser administrada después de implantarse el microchip.

  • Trae contigo su Pasaporte Europeo para mascotas con las vacunaciones al día y en formato original. Aquí puedes encontrar información para transporte de animales entre paises miembros UE.

  • Si vas a viajar con tu perro, es fundamental que reciba la vacuna contra la tenia en un plazo de entre uno y cinco días antes de su llegada a la isla. El tratamiento debe contener praziquantel. En caso de no cumplir esta regla, el animal puede ser puesto en cuarentena o directamente no se permitirá su entrada. Esta norma es válida para todos los países excepto los animales procedentes de Finlandia, Malta, Noruega y Reino Unido.

  • A su llegada a Irlanda, los animales pasarán un control por parte de los responsables del puerto o aeropuerto de destino que es totalmente gratuito. En caso de detectarse cualquier anomalía en su estado físico o de no haber cumplido algunas de las reglas anteriores, el animal puede ser puesto en cuarentena o solicitar pruebas veterinarias complementarias que correrán a cargo del propietario.

  • Si quieres traer un ave a Irlanda desde un país perteneciente a la UE, debes cumplimentar una declaración de Pet Birds EU y enviar un formulario de Aviso Anticipado de Importación de Aves de Compañía a Irlanda a este correo oficial en un plazo de 24 horas antes de tu llegada al país. Puedes descargar los formularios en el siguiente enlace.

Consulta antes de venir si tu alojamiento permite mascotas. No es común en Irlanda que las acepten en alojamientos compartidos.

Viajar con mascotas procedentes de países no europeos:

   Los animales de compañía que viajen de países no europeos solo podrán entrar en Irlanda a través de los aeropuertos de Dublín, Shannon y Cork, y de los puertos de Rosslare y Ringaskiddy (Cork). Una vez allí pasarán una revisión para verificar su estado. Consulte nuestra entrada sobre cómo viajar en coche a Irlanda en ferry.

Además, para viajar con animales a Irlanda, deberán cumplir una serie de requerimientos:

  • Disponer del UE Health Certificate firmado por un veterinario autorizado por el gobierno de tu país. Algunos países disponen ya de formularios específicos para cumplir este tramite; si no es tu caso, aquí puedes ver un modelo para cumplimentar.

Viajar a Irlanda con tu mascota es posible también en el ferry que sale de Bilbao(España) o Roscoff(Francia) a los puertos de Rosslare o Cork en Irlanda.

  • Las mascotas serán revisadas a la llegada. Debes solicitar este trámite con antelación en el puerto o aeropuerto de destino a través de los siguientes correos:

logo-email-verde     Dublin Airport              

logo-email-verde     Shannon Airport 

logo-email-verde     Cork Airport             

logo-email-verde     Ringaskiddy Port, Cork

logo-email-verde     Rosslare Ferry Port, Wexford      

viajar-con-mascotas-a-irlanda-03

Consulte con su veterinario las vacunas y tratamientos que necesite su mascota ya que las leyes irlandesas son más estrictas que en otros paises EU.

  • Al igual que los animales procedentes de países comunitarios, deberán disponer de un microchip legible y llevar las vacunaciones en regla. Es importante señalar que, para viajar a la UE, los animales deben tener al menos 12 semanas de edad antes de vacunarse contra la rabia.

Dependiendo del país de origen, es posible que sea requerido un análisis de sangre para verificar que el animal no padece rabia. Puedes consultarlo aquí.

  • Si tu mascota es un pájaro o ave, el animal debe de estar identificado y tener un certificado de salud firmado por un veterinario. Además, dependiendo del país del que procedas puedes necesitar algún requisito adicional que puedes consultar en este enlace.

Preparar toda la documentación con tiempo es esencial para tener un viaje sin problemas y relajado.

Viajar con otros animales o perros guía:

   Si viajas con un perro guía o de asistencia, las aerolíneas que operan dentro de la UE están obligadas a facilitar que estos animales se desplacen dentro de la cabina del avión.

En el caso de que tu mascota sea un conejo u otro roedor, es necesario que lo comuniques en este correo en el plazo de un día hábil si viajas desde la UE y de dos meses si procedes de un país extracomunitario.

Es importante que tus mascotas estén acostumbradas a viajar porque la travesía puede ser larga y estresante para ellos.

Los propietarios de animales que figuren en la lista de especies en extinción de CITES, deben consultar los requisitos necesarios para su importación en la web del Servicio de Parques Nacionales y Vida Silvestre.

Si por cualquier motivo, tu mascota va a llegar antes que tú a la isla, ten en cuenta que solo podrá hacerlo cinco días antes de la llegada de su dueño y viajará siempre acompañado por otra persona responsable.

No olvides todas estas recomendaciones para tramitar todos los documentos necesarios con la suficiente antelación para que tu mascota pueda viajar con seguridad a Irlanda. Ante cualquier duda o para más información puedes consultar la web de Departament of Agriculture, Food and Marine.

Muy rara tiene que ser tu mascota para que no puedas traerla contigo a Irlanda.

Viajar con mascotas a Irlanda es posible ¡Feliz viaje a Irlanda! Echa un vistazo a nuestra entrada sobre la ciudad de Limerick.

sitios-de-pelicula-en-irlanda

ESCENARIOS DE PELÍCULAS EN IRLANDA

1024 683 brian

Escenarios de películas en Irlanda

Irlanda es un gran plató donde se han rodado algunas de la películas y series más exitosas de los últimos años. Si eres un cinéfilo empedernido, te invitamos a recorrer algunos de los parajes de ensueño donde evocar las escenas inolvidables de tus personajes preferidos del séptimo arte.

¿Preparado? Pues palomitas, ¡cámara y acción!

– Vikingos:

Aunque pueda parecer Escandinavia, la popular serie creada por Michael Hirts está rodada en los bosques, montañas y lagos de Irlanda. El condado de Wicklow es un gran escenario donde Ragnar Lothbrok corre sus aventuras: allí identificaremos el monasterio de Gendalough, las cascadas de Powerscourt y Glenmacnass, los jardines de Mont Usher o el espectacular Lough Tay o Lago Guinness, uno de los enclaves más reconocibles porque acoge el poblado de Lothbrok y Lagertha: Kattegat.

escenarios-de-peliculas-en-irlanda

El lough Tay, más conocido como lago Guinness por su color y forma que recuerda a una pinta de cerveza.

– Salvar al soldado Ryan (1998):

La playa de Omaha en la oscarizada película de Steven Spielberg no está en Normandía: la famosa escena del desembarco fue rodada en la Playa de Ballinnesker, en Curracloe (Condado de Wexford). El rodaje de esta épica escena que abre el oscarizado film costó 12 millones de dólares e implicó a más de 2000 extras, muchos de ellos miembros de la Defensa Irlandesa.

– Braveheart (1995):

Imposible olvidar a Mel Gibson en la piel del héroe escocés William Wallace mientras libraba batalla contra la ocupación inglesa. Pues bien, muchas de las escenas emblemáticas de Braveheart se rodaron en Irlanda: el castillo de Edimburgo se recreó en el castillo de Dusonghly. A las afueras de Dublín; Curragh Plain, en el condado de Kildare, acogió la batalla de Stirling, el Castillo de Trim, en Meath, se convirtió en la ciudad amurallada de York y las afueras de Ballymore Eustace fueron el escenario de la batalla de Falkirk, donde Wallace encontró la derrota.

escenarios-de-peliculas-en-irlanda-02

La batalla de Stirling de la épica Braveheart fué rodada en Curragh, Kildare.

– La princesa prometida (1987):

Este clásico de William Goldman que recoge las aventuras de la bella Buttercup, Westley, Iñigo Montoya y el gigante Fezzik está rodada en los Acantilados de Moher, en el condado de Clare. Como curiosidad, en la película les cambiaron el nombre por el de “Los acantilados de la locura”.

– Lassie (2005):

La perra más famosa del cine recorre los verdes paisajes del condado de Wicklow en el remake “Lassie come home”. La histórica mansión de Killruddery, que también ha servido de escenario en rodajes como “El conde Montecristo” (2002) o “Far and Away” (1992), se convirtió para la ocasión en el remoto castillo escocés del duque Rudling y se rodaron partes en Bray.

Glendalough

El parque nacional de las montañas Wicklow es una visita imprescindible si estás por Irlanda.

– El hombre tranquilo (1052):

Innisfree, el bucólico pueblo irlandés por el que paseaban John Wayne y Maureen O´Hara es, en realidad Cong, en Connemara, y es igual de idílico que en el film de John Ford. Si eres fan de la película, te encantará visitar el pub de Pat Cohan. La casa donde vivía el personaje de Wayne (ahora convertido en un pequeño museo) o fotografiarte frente a la estatua erigida en recuerdo de los protagonistas. Merece la pena visitar la playa de Lettergesh, el puente de piedra o el lujoso hotel Asfhord Castle, un castillo del siglo XIII. Podrás revivir algunas de las escenas más icónicas en este bonito pueblo con abadía.

– Excalibur (1981) y Barry Lyndon (1975):

Aunque ambientadas en épocas históricas bien distintas, estas dos películas comparten el impresionante castillo de Cahir y el condado de Wicklow como escenario de parte de sus tramas.

The-Quiet-Man

La película The Quiet Man,‘’El hombre tranquilo’’ fué famosa como retrato costumbrista irlandés y puso en el mapa la región de Connemara a nivel mundial.

– Star Wars Episodio VIII (2017):

Los fans de la saga reconocerán el escarpado perfil de Skelling Michael, en el condado de Kerry, como el Planeta Ahch-To, el refugio de Luke Skywalker y donde entrena a Rey en los caminos de la Fuerza. La península de Dingle, Loop Head (county Clare) y Brow Head en el condado de Cork fueron el telón de fondo de las escenas mas memorables de los últimos Jedis. Como curiosidad: West Cork también fue escenario de rodaje de la película Michael Collins (1996), interpretada por el célebre actor irlandés Liam Neeson.

– Las cenizas de Ángela (1999):

No podía faltar en este recorrido cinematográfico la película basada en la novela autobiográfica del escritor y ganador del premio Pulitzer Frank McCourt, ambientada en el Limerick de los años 30 y 40. Imposible no reconocer el Río Shannon, los edificios de la calles Crescent, Windmill Street o Roden Street , St. Joseph Church, donde el protagonista tomó la primera comunión o Carnige Library. Acabad vuestro recorrido en el número 4 de Hartstonge Street visitando The Frank McCourt Museum.

Skellig-Michael

Focas, delfines, ballenas, puffins y escarpadas islas verdes en Skellig Islands donde rodaron escenas de Star Wars.

– Mobby Dick y El Hombre de Mackinstosh (1973):

John Houston eligió enclaves de la costa irlandesa como escenario de dos de sus películas: Youghal, una pequeña localidad costera cerca de Cork fue la elegida para recrear la lucha del capitán Ahab contra la ballena blanca, y Roundstone (Connemara) no ha perdido ni un ápice del encanto marinero que se aprecia en la escena en la que Paul Newman llega a la localidad siguiendo una trama de espionaje internacional.

la-cenizas-de-angela-pelicula-irlanda

Iglesia de St.Joseph, Las Cenizas de Ángela se rodó en las calles de Limerick.

– Harry Potter y el misterio del Príncipe (2009):

La impresionante caída de los acantilados de Moher, que en determinados lugares alcanzan los 200 metros, sirven de escenario de la lucha del mago y Dumbledore contra el mal. Tras una vertiginosa caída en picado, las artes cinematográficas logran que la pareja aterrice sobre Lemon Rock, un puntiagudo peñasco batido por el mar ¡localízalo en el Condado de Kerry!

¿Próximo plan de viaje? Turismo cinematográfico en Irlanda. ¡Os esperamos!

Escenarios de películas en Irlanda

Escenarios de películas en Irlanda